Mi?rcoles, 11 de agosto de 2010

EL OPTIMISMO DEL FRACASO  POR OMAR POLINORI Escritor Latinoamericano

No resulta nada sencillo reconocer el fracaso y mucho menos que no hay una sola persona sobre la faz de la tierra que no haya tenido fracasos.Los fracasos no llegan solos, son a veces nuestra propia responsabilidad o tal vez el resultado de nuestra irresponsabilidad. Platicaba cierto día con un señor que había trabajado durante muchos años de operario en una fabrica y me decía que su mayor logro era haber llegado a obtener su jubilación.El optimismo de mi interlocutor me interesaba cada vez mas porque su mayor meta había sido el esfuerzo del trabajo y su recompensa su jubilación que decía estar disfrutando plenamente.¿Era un espejismo su optimismo? ¿Me estaba mintiendo? No,era autentico como el sin números de fracasos que habría tenido en su vida,pero ello no parecía disminuir su optimismo.Con su penosa humanidad se trasladaba lentamente por haber perdido la casi totalidad  de movilidad en sus piernas por tantas horas de estar de pie realizando sus tareas.Con muy poca audición movía su cabeza permanentemente por no lograr escuchar parte del dialogo y sus manos las movía nerviosamente.¿Se puede ser optimista aun así?Millones de personas en el mundo siguen siendo optimista de sus propios fracasos y eso es lo mas maravilloso de nuestra especie que a pesar del fracaso no lo pierda.El fracaso no es eventual sino consensual ya que participamos activamente del mismo de absoluta conformidad.La conformidad no es a veces precisamente un acto positivo sino una aceptación de la imposibilidad a la reversión,es por ello que muchas veces aceptamos aún en total disconformidad.El fracaso no tiene edad y el optimismo tampoco limites por ello las personas en el mundo son optimistamente fracasados y otros fracasados simplemente,pero aún sosteniendo el optimismo .El fracaso no es tan malo como parece pues nos ayuda a conseguir mayores logros y la sabiduría que nos deja cada uno de ellos nos enriquece a futuro.El optimismo es una herramienta maravillosa que debemos aprender a utilizar desde pequeños para lograr equilibrar los fracasos a venir.El optimismo es intemporal el fracaso temporal es por ello que la mejor medicina para curarse de los fracasos es precisamente una mayor dosis de optimismo.La especie humana ha sobrevivido y seguirá haciéndolo a pesar de todas las tragedias gracias al optimismo, y los grandes hombres son aquellos que en la historia nos muestran sus grandes fracasos y su inmenso optimismo para remediar lo no logrado.¿Existirá algún ser humano que en su vida no haya tenido un fracaso? No,es imposible hallarlo aún en la mas intensa búsqueda porque el fracaso nos acompaña desde el inicio solo que el optimismo supera cualquier adversidad haciendo de cada humano un optimista nato y un permanente fracasado en diferentes costados de su vida.

“El fracaso nos llueve desde el mismo inicio bañándonos en partes ,mientras que el optimismo nos escurre hasta que nuevamente nos volvemos a internar bajo la misma lluvia “

                                  Autor: Omar POLINORI ®

                                   Escritor Latinoamericano

                                    All Right Reserved ® ²º10

                             

Edición: Carolina ANDREUCCI

Difusora del Centro Internacional ®2010

Todas las publicaciones del escritor latinoamericano Omar POLINORI se pueden obtener en formato Pdf o Word escribiendo a :

[email protected]

[email protected]

***All publications of the Latin American writer Omar POLINORI are available in PDF format Word or writing to:
[email protected]
[email protected]

Issue: Carolina ANDREUCCI
Difusora International Centre ® 2010